Contáctenos al +598 2409-6456

INCORPORAR al PIT CNT y UDELAR en INSTITUTO NACIONAL de CARNES (INAC) y en el


* Presidencia resuelve conocer actas  de resoluciones

 

Integran la Junta del Instituto Nacional de Carnes  el Presidente y Vide designados por el Poder Ejecutivo (F. Stanham (MGAP) y F. Pérez Abella (Ministerio d e Industria) y representantes  de la Asociación Rural y Federación Rural junto a representantes de las Cooperativas Agrarias Federadas (CAF) y Comisión de Fomento Rural, de la Cámara de la Industria Frigorífica, de la Asociación de la Industria Frigorífica y representantes de las Plantas de Faena para el Mercado Interno. La creación de INAC se  hace  40  y tantos años  atrás y  ha funcionado  con intervención de la denominada cadena cárnica, junto al estado, con la excepción expresa y continua de los trabajadores organizados.

En el Instituto, los representantes del Poder Ejecutivo se encuentran en minoría. Se respeta a raja tabla la existencia de diversas cámaras empresariales: cada una tiene su representación. Tres por las asociaciones de productores, otros tres,  por la industria.- Ocurre  en  un sector fundamental para la vida de la sociedad uruguaya, de resultas que  el desarrollo de  acciones de naturaleza social colectiva  y  toda  promoción  de actividades  desde donde se formulan políticas de Estado,  terminan elaborándose  a partir de   concepciones  a intereses exclusivos y excluyentes del empresariado nacional y trasnacional. La industria frigorífica opera en el país pero  su propiedad y estrategia industrial y comercial se fija fuera del país.

 

En el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria integra su Junta Directiva  por Presidente y Vice  designados por el MGAP. Dos representantes  de empresarios agrícolas: Asoc. y  Federación Rural. Otros dos por las  CAF, la Comisión Nacional de Fomento Rural  y Centros Regionales de Experimentación Agrícola. INIA se rige por  Derecho Público no estatal. Tres meses atrás el INIA  refrendo 10 proyectos de investigación  con un costo de dos millones de dólares e hizo llamado a incorporar técnicos  y secretarios.

El 12 de setiembre pasado el Presidente Tabaré Vázquez propuso una nueva norma que obliga  a todas las dependencias  de la administración central  a identificarse, remitiendo sus actas al Ministerio del que dependen, el MGAP en el caso del INIA y el INAC. En este ultimo,  también al Ministerio de Industria.- A pesar de que una parte por lo menos de sus fuentes de financiamiento provienen de recursos presupuestales, los Ministerios han mantenido una posición por lo menos laxa, confiando el funcionamiento a representantes que actúan en minoría frente a la representación empresarial   quien termina siendo  la que adopta  decisiones, sea por mayoría o  mediante la muy probable cooptación de los delegados ministeriales – Son personas publicas no estatales – también  –  las Cajas de pasividades bancarias,  de profesionales universitarios y escribanos, el Latu, Mevir, la Corporación Nacional para el Desarrollo, el Fondo Nacional de Recursos,  el Instituto Uruguay XXI, el IMPO, el Instituto de Semillas  y el Vitivinícola, junto a la Administración del Mercado Eléctrico, además de varias Comisiones Nacionales  y fondos especiales como el de la  Música, Lechería, Solidaridad Universitaria,  Construcción, etc. –

 

El Poder Ejecutivo resulta rehén voluntario del interés de   agregar  valor y contribuir  al desarrollo y sostén del  complejo cárnico desde la visión y los intereses del empresariado. Tampoco se convoca a representantes de los consumidores ni tan siquiera de los dueños de carnicerías,  que cuentan con su propia gremial.   Los objetivos del INAC – entonces – se dirigen  a facilitar y  promover que el complejo carnico nacional como  proveedor  del mercado mundial. Un vínculo que saltea al trabajad@s y al consumo nacional. Unos como meros ejecutores de políticas que elaboran otros en defensa de sus intereses. La población – según la concepción predominante – interviene solo  como consumidora acrítica.-    

INAC cuenta –  según la ley 15.605 – con  función exclusiva  de  proponer, asesorar y ejecutar la Política Nacional de Carnes, nada menos. Tiene como  campo de acción  monitorear el desempeño en diversas especies – bovino, ovino, suinos, equinos, aves-  en toda la extensión del complejo, fundamentalmente en lo que refiere a industrialización y comercialización, tanto en el mercado interno como en el externo.

Cabe preguntar porque se excluye a la organización profesional de los trabajadores de la carne (Foica – Federación de Obreros de la Industria Carnica)  junto a la organización de trabajadores del campo y la central obrera –  lo que denominan,  capital humano – en la determinación  y adopción de decisiones de las estrategias  tanto para el  desarrollo  como para todos los factores que determinan la colocación de la producción en el mercado interno y el mercado internacional.

Además de los trabajadores organizados y la organización de los vendedores de carne dentro del país,   el INAC deberá incorporar en forma sistemática a representantes de estudio e investigación sobre la industria,  como  lo es la  Universidad de la Republica, incluyendo   la visión y proyección con mirada país    de  la comunidad científica nacional.- Aquí también la  toma de decisiones no debe continuar siendo  en base a la predominancia de la visión y los intereses privados,   sino dando fortaleza al conocimiento objetivo,  técnico y científico,   en asuntos trascendentes para la sociedad como lo son producción, comercialización, análisis económico y marco que regula la industria de la carne.

El senador (FA-MPP) Ernesto Agazzi declaro  que  desde  la titularidad del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP – desde el 3 de marzo del 2008 hasta  el 5 de octubre de 2009)  concibió un plan que colocaría a representantes de los trabajadores tanto en el INAC como en el INIA . Sin embargo, ese objetivo se vio   frustrado por la crisis existente en el interior de  FOICA. En nuestra opinión, la representación obrera no debe quedar supeditada a problemas coyunturales sino que  debe responder a objetivos precisos del Frente Amplio en cuento a la necesidad de incorporar a los representantes de los trabajadores en organismos de decisión.  La representación de los trabajadores – proponemos – tanto para INAC como el INIA debe incluir a representantes  de la central obrera. No sabemos que razón explica el no reclamo  ni   propuesta del PIT CNT  en este sentido.-