Contáctenos al +598 2409-6456

INCORPORAR al DEBATE del CONGRESO del FRENTE las 30 PRIMERAS MEDIDAS de GOBIERNO (1971)


El Estado desempeñará un papel esencial en el proceso económico. Tendrá una directa participación en la acumulación de capital, imprescindible para el desarrollo…y la reactivación económica del país”

El próximo 25 de agosto, día del Comité de Base del Frente, es también el aniversario de la aprobación unánime de las 30 Primeras Medidas de Gobierno que – se afirma en el documento – “tomará el Frente Amplio al asumir el gobierno (que) responden a los criterios fundamentales que conducen su política, su origen y razón de ser”.

Acto fundacional del Frente Amplio, 5 de febrero de 1971, en Salón de los Pasos Perdidos del PL.

Mas adelante agrega que “el eje fundamental para realizar esos propósitos es la continua participación popular en el proceso de transformaciones económicas, políticas y sociales necesarias” para pasar a anunciar que “las Bases Programáticas señalan cuatro medidas fundamentales a adoptar, como pilares del proceso transformador:

  1. Reforma Agraria;
    b) Nacionalización de la banca privada;
    c) Nacionalización de los principales rubros del comercio exterior;
    d) Enérgica acción industrial del Estado, incluyendo la nacionalización de la industria frigorífica.

    Ellas son esenciales para iniciar el proceso de cambio social, porque enfrentan a los grandes grupos económico-financieros nacionales y extranjeros responsables de la crisis estructural del país”

Mas adelante comienza a concretar objetivos: restablecer el estado de derecho, defensa la soberanía nacional e independencia económica, aplicando iniciar del proceso de transformaciones estructurales, para alcanzar una mayor capacidad productiva y hacer irreversible el cambio social en beneficio del pueblo uruguayo, redistribución del ingreso, derecho al trabajo, elevando el bienestar social, resolviendo los problemas en salud, vivienda y educación.

El Frente se comprometió a pacificar la nación y sanear la Administración Pública, dando intervención a la población en la conducción del Estado, un Estado que desempeñará un papel esencial en el proceso económico. Tendrá una directa participación en la acumulación de capital, imprescindible para el desarrollo, y en lo inmediato, para la reactivación económica del país. Para ello deberá desempeñar una gestión activa y eficiente, que se alcanzará a través de la participación directa de los trabajadores en su dirección. Se crearán los mecanismos de planificación que determinen las formas y destinos de la inversión y que aseguren la coherencia de las políticas de precios, créditos, tributación y salarios”.

El Partido Obrero Revolucionario propone incorporar a la discusión programática del Congreso político- programático de diciembre 2018, los documentos fundacionales – por ejemplo, la Declaración Constitutiva del 5 de febrero de 1971 – junto a las 30 Primeras Medidas de Gobierno de 1971, junto a la totalidad de la elaboración programática del Frente Amplio en todo su desarrollo. Es necesario confirmar el carácter soberano del Congreso para elaborar propuestas programáticas junto a políticas de aplicación.

Retomar criterios básicos fundacionales de 1971 porque el Congreso de diciembre de 2018 debe realizar un esfuerzo conciente para avanzar en la construcción del nuevo programa del Frente Amplio, cuando venimos asistiendo a un agotamiento del proyecto y el programa de reformas impulsado desde el año 2005.-

La lucha del Frente Amplio dentro del sistema capitalista ha dado frutos cuantiosos en cantidad y calidad, sin dudas, logros que han sido refrendados en el sostén social constante – también crítico – a nuestro Gobierno Nacional. El centro de los debates viene instalado desde hace un tiempo en que una diferenciación extrema de ingresos, calidad del empleo, acceso a la educación y servicios, vivienda y entorno, etc. viene expresándose en formas de desintegración social, violencia, narcotráfico, reproducción del delito, etc. El Estado Nacional, viene mostrando impotencia de reacción ante una condición social dura, difícil. Nuestro Gobierno mantiene – en la Rendición bianual de Cuentas – el carácter subsidiario del Estado en dependencia de la inversión privada de diverso origen.

¿Cual es la estrategia, cuando la reforma y contrarreforma del Código Penal aparece en el centro del debate? El proyecto y programa de reformas dentro del sistema capitalista se ha ido agotando – creemos – sin que la conducción del Frente Amplio atine una respuesta. Nuestra iniciativa de colocar en el debate el Programa de 1971 parte de la constatación de que el Frente Amplio en su origen no confiaba en la panacea de la inversión privada como motor fundamental del desarrollo económico y social.

Se hace necesario un salto de calidad, político, conceptual, programático, que se nutra de la historia del movimiento obrero y del propio Frente. La Rendición de Cuentas, por ejemplo, debería potenciar instrumentos y medios al Estado Nacional, sus iniciativas, su audacia, empujando el cuestionamiento al statu quo. Es necesario detener la crisis en su desarrollo actual, el tajo abierto en la sociedad nacional, cuando se ha probado que no tiene sutura posible dentro de la política y el programa actualmente en aplicación. Dentro del sistema, si! pero para salir del sistema, porque reiterar formulaciones perimidas, “lo que falta por hacer” etc. no sirve para justificar una cuota imprescindible de audacia.-

Montevideo, 5 de julio, 2018.-