Contáctenos al +598 2409-6456

Ante la santa alianza de Cámaras y Partidos patronales, radicalizar el programa del Frente Amplio, en frente único con PIT CNT y sindicatos


Editorial

Afirma el programa vigente del Frente Amplio (2015-2020): “ (asistimos a) “una extraordinaria dinámica sectorial, desconocida en el país en las últimas 5 décadas, tanto por sus niveles de crecimiento cuantitativo en la producción, como en los aspectos cualitativos, referidos a la inversión, cambio técnico,  formas organizativas de la producción, los propios cambios culturales en la planificación y ejecución del trabajo y la gestión de la producción, en los que se asientan y que, a su vez, promueven la propia dinámica sectorial. El sector ha conocido en los últimos años una dinámica excepcional producto de factores internos y externos”.

Nada de esta condición ha variado, sustancialmente, en el primer trimestre de 2018- Sin embargo estamos en las puertas de una crisis a raíz de desconformidad de Cámaras empresariales del agro, campaña sustanciada con convocatorias en origen – que el proceso de debate descarto, al menos, por ahora -,  de bloqueo de productos alimenticios a capital y zona costera.- Se pretendió fijar la agenda del Presidente para pasar luego a propuestas de cambios sustanciales en la política económica, en asumida representación de propietarios y Cámaras empresariales del agro y otras organizaciones empresariales del país. Símil de golpe institucional, por fuera – y contra el derecho y responsabilidad del Gobierno nacional -, de aplicar política y programa comprometido y apoyado mayoritariamente por la población.

Lo transcripto del Programa de Gobierno del Frente, – aprobado 3 años y pico atrás – se ha demostrado una descripción objetiva. Sin embargo, a estar por los wasaps que circulan, el país se encontraría al borde de un colapso económico-productivo. Existe el intento concertado de responsabilizar al Gobierno de todos y cada uno de sus males, sin   reconocer el salto productivo del agro nacional a impulsos de políticas aplicadas desde los Gobiernos Nacionales del Frente Amplio. Nadie va a encontrar referencia alguna  a los denodados esfuerzos del  Gobierno, del Presidente en particular, por lograr acuerdos comerciales que permitan exportar la producción.  

Lo primero es lo primero” – creemos –razono el Presidente: separemos bagres, de tarariras. El Gobierno ha dirigido una política hacia el trabajador rural, pequeños y medianos productores del agro, por ejemplo, con compra de tierras y posterior arriendo  familiar, acentuando entrega a grupos organizados. La afectación total de tierras del INC alcanza en la actualidad a unas 600.000 hectáreas, mientras que entre 2005 y 2017 la incorporación al Estado totalizó 118.177 hectáreas.

En el proceso económico inciden factores, vaivenes del comercio internacional. El Estado  ha  hecho concesiones a los grandes productores, como ha sido el  aumento notable de la exportación de ganado en pie (330 000, en 2017), junto a una  errada aprobación de eventos transgénicos, admitir utilización de agrotóxicos, junto a la cuestionada Ley “Aguerre” de Riego, por ultimo, una batería aprobación de resoluciones como la Ley que creo un fondo de garantía para las deudas de los productores lecheros con el sistema financiero y la industria. Un alto porcentaje de propietarios rurales no había devuelto, a marzo 2018, préstamos estatales realizados en años anteriores.

Fernando Pereira – Presidente PIT-CNT

Los precios mundiales los fijan las empresas trasnacionales y los Estados imperialistas controlados por ellas. Los empresarios sublevados nada dicen de esta imposición, base esencial de la crisis. Su objetivo fundamental es otro: crear un frente y plataforma capitalista que les permita retornar a la conducción del Gobierno Nacional, para que la crisis capitalista, como antes , la paguen las masas.

El uso sustentable de la tierra, el agua, los vientos, la energía solar y los recursos genéticos, constituyen recursos productivos imprescindibles, que deben ser reconocidos como bienes sociales, de carácter estratégico y finito, y al servicio del desarrollo sustentable e inclusivo del país” es una definición esencial del Programa de Gobierno 2015-2020. Prioriza lo social, comunitario, colectivo, por sobre la propiedad privada de la tierra, nacional o trasnacional. Ya el documento fundacional del Frente Amplio (5 de febrero de 1971) afirmaba: “la concentración trasnacional de la propiedad y explotación de un bien finito, la tierra, por grandes empresas….debe conducir a analizar de que la tierra pertenezca al país, a la sociedad, a la nación…”

El sistema capitalista vive una  lógica de hierro con concentración y centralización del capital. La única forma que tiene el Gobierno nacional es ampliar la inversión estatal   en tierras a través del INC para su arriendo en forma familiar y  colectiva,  como se ha venido haciendo. No existe otra forma, en lo mediato, de detener la concentración trasnacional de los campos, excepto que – como lo propuso a fines de marzo 2018 la senadora L. Topolansky – de revisar la ley de herencia, que es la que permite la acumulación de riqueza, cuando la concepción impositiva es la misma para heredar “una estancia, con los mejores campos” que el que recibe una casa en la periferia de cualquier ciudad.

El Frente – creemos – debería   analizar la propuesta del Ministro del Interior E. Bonomi de aplicar desde el Gobierno un shock nacional de políticas sociales en educación, cultura, vivienda, trabajo y salud. Dar un salto de calidad en la extensión y profundización en la aplicación del  Programa  Nacional de Gobierno ahora!

La Mesa Política Nacional avanzo un paso en recomponer el bloque social de los cambios  junto al movimiento social, sindicatos, Pit Cnt, elaborando un acuerdo que permita corregir la Ley de Riego, con iniciativa del Movimiento Ir y apoyo del POR, junto a otras corrientes.

También dando contenido y proyección a propuestas realizadas por Lucia Topolansky de reducir la jornada diaria de trabajo – ganando el tiempo para formación profesional -, ampliando la oferta de puestos de trabajo, junto a analizar la implementación de una renta básica general nacional, además de rever la legislación sobre herencia, evitando una superior concentración de la propiedad. El POR llama a los compañeros legilador@s a aprobar, sin demoras, la propuesta del PE sobre uso social de inmuebles abandonados, por más de dos años, en zonas urbanas.

1°, abril, 2018.-